Vender cursos y conferencias por internet

vender cursos y conferencias

vender cursos y conferencias por internet

Vender cursos y conferencias por internet

Ya sea que eres un gran conferencista o un excelente profesor para impartir cursos en tu materia pero, ¿sabes cómo promover tu actividad, cómo llegar a tus potenciales clientes para que se apunten a tu curso o asistan a tu conferencia?

Seguro que, tú mismo, recibes a diario mensajes, correos y anuncios sobre los mejores cursos, eventos o conferencias, de diversas materias, que te invitan a que los pruebes porque ofrecen justo aquello que necesitas.

Algunos pasarán al olvido, otros te pasarán desapercibidos, aunque alguno puede que llame tu atención, incluso si no trata sobre algo que estabas buscando. ¿Por qué? Porque ha utilizado las herramientas necesarias para causar el efecto deseado. Porque ha utilizado los mejores ingredientes para crear la receta perfecta, la que consigue quedarse en tu paladar, en tu retina y en tu memoria.

¿Cómo puedes promover tus cursos y conferencias en tu blog?

Siguiendo unos sencillos pasos que te hacen llegar al público y que ayuda a evitar que te conviertas en uno más.

Primer paso: elegir un título atractivo

No solo se trata de maquillar un título, poniéndole letras de colores o adornos, sino que tienes que jugar con el mensaje que quieres transmitir en pocas palabras. Puedes ser breve, pero explícito, y decir algo más, algo que te diferencie del resto. Es importante evitar la neutralidad y la vaguedad. Tú no eres como los demás y el título lo tiene que representar.

vender cursos y conferencias por internet

Ejemplo neutro:

“Curso de Reiki”

¿Cuántos cursos de Reiki crees que habrá pululando por la Red? ¿Cuántos correos puedo recibir en un mes sobre cursos similares? ¿A cuántos de ellos les harás caso?

“Conferencia sobre marketing online”

¿Sobre qué? ¿Sobre qué es? ¿O quieres hablar sobre sus posibles utilidades para tu negocio?

 

Ejemplos atractivo:

“Descubre los innumerables beneficios del Reiki; curso para principiantes”

“Aprovecha tu energía y mejora tu calidad de vida con el curso de Reiki”

“Conferencia sobre cómo aplicar el marketing on line para hacer progresar tu negocio”

Son títulos que están diciendo cosas más detalladas, concretas e interesantes sobre un contenido que, de la otra forma resulta más ambiguo.

 

Segundo paso: crea una base de datos de contactos efectivos

Es importante que dediques un tiempo a investigar y buscar información del sector al que va dirigido tu proyecto.

Evidentemente, si tu curso o conferencia trata sobre cómo llevar una vida vegetariana, no pretendas conseguir clientes entre los miembros de la asociación de ganaderos, por ejemplo. Tampoco puede resultar muy efectivo que le dejes información del curso o conferencia sobre marketing online, al tendero de la esquina que entiende por “red” lo que los pescadores echan a la mar para ganarse el jornal.

Antes de lanzarte a mandar correos a todas las direcciones que tienes, dedica un tiempo a comprobar a cuántas de ellas les podría interesar lo que tú les ofreces.

Es más, puedes crear diferentes plantillas o esquemas, personalizados según el sector o el potencial cliente al que va dirigido tu mensaje.

Puedes crear frases específicas según los destinatarios, si son empresas de venta de productos, profesionales free lance, grandes multinacionales, público en general… Y elegir una frase o eslogan que pueda ser común a cada uno de estos grupos o sectores.

También puedes lanzar una newsletter con el objetivo de captar suscriptores interesados en recibir información periódica, ya no solo de tu curso o conferencia, sino de contenidos relacionados con el sector.

Si se han afiliado a tu boletín, es porque están interesados en el tema, por lo que también es muy posible que les interese asistir a un curso o una conferencia que tú impartas. Tu lista de suscriptores puede ser un importante trampolín.

 

Tercer paso: utiliza las Redes Sociales con inteligencia

En la actualidad, si no tienes cuenta en una, dos o en todas las Redes Sociales, no eres nadie. Tu presencia en Internet es muy importante, y no solo para encontrar a viejos amigos de la escuela o presumir de tus últimas vacaciones, sino para divulgar y promover tu negocio en diversas direcciones.

Por supuesto, no utilices tu cuenta personal para incluir tus contenidos profesionales, sobre todo si la has utilizado para colgar fotos de esa infancia “difícil” que todos hemos tenido, para dejar comentarios sobre política o para mostrar lo que has almorzado ese día.

Es información que a tus posibles clientes no les interesa, y que además puede hacer que se creen una opinión sobre ti que no beneficie a tu negocio.

El contenido audiovisual siempre resulta muy llamativo y efectivo. Puedes crear un breve vídeo informando sobre lo que pueden aprender en tu curso o conferencia, los beneficios que pueden obtener, las ventajas, etc. Hay un alto porcentaje de usuarios de la Red que prefieren ver y escuchar antes que leer.

Compártelo, invita a que hagan comentarios y mantén una comunicación continuada con los participantes, así conseguirás que se mantenga vivo. También puedes crear algún tipo de concurso, en el que regales algún descuento o entrada gratis, para fomentar su divulgación.

Indica fechas y plazos con cierta regularidad, alentando a la gente que aproveche las últimas plazas disponibles. Eso sí, con información más o menos veraz pues, si desde la primera publicación, anuncias que ¡solo queda una plaza!, puede desalentar a muchos pensando que ya han llegado tarde o, si después de un mes, sigue quedando esa única plaza, puede hacer sospechar de que se trataba de una recurrente estrategia de marketing (o incluso que se trata de una plaza maldita que no consigue ocuparse).

 

Cuarto paso: sé constante

Es importante que continúes con tu labor de promoción a lo largo del tiempo.

Haz una programación, un esquema, una estructura temporal. Tan ineficaz resulta que publiques tu conferencia o tu curso un día antes de que dé comienzo, como que te pases todo un año anunciándose.

Elabora tu estrategia de marketing y promoción determinando unos plazos de acción.

Mantén al público informado regularmente, aportando datos útiles cada vez, novedades, ofertas o aspectos de interés, marcando una periodicidad, que no tiene por qué ser diaria. No es lo mismo ser constante que ser pesado.

Deja un comentario